Rutas para mochileros que buscan aventura

1. De Estambul al Cairo, Medio Este

Todo el itinerario es tan cautivante que la ruta se vende por sí sola. Empezando por Estambul, una ciudad que tiene algo que la vuelve única e imperdible: la mixtura que le confiere tener un pie en dos continentes, lo que la convierte en el puntapié ideal para ir descendiendo hacia Turquía y Siria, con la espectacular ciudad de Damasco.

Seguir camino de Jordania, haciendo un parate en las deslumbrantes Ruinas de Petra y flotar  en el Mar Muerto. Visitar  Jerusalem, hacer snorkell en el Mar Rojo y recorrer la populosa Cairo, con el must de todo viaje al Medio Este, conocer las Pirámides.

2. Costa Este de Australia

Esta ruta tiene su itinerario más trillado haciendo Sydney, con sus playas glamorosas y su típica postal del puente, y yendo hacia el sur a  Melbourne con sus aires eupeos -tanto culturales como climatológicos-.

Pero viajar rumbo norte hacia las playas surfistas de Byron Bay, Brisbane, Cairns, pasando el cual se llega al Gran Barrera de Coral,  un paraíso acuático incomparable, es la ruta más original que todo mochilero quedará maravillado de hacer.

 3. Banana Pancake Trail

Ya la hemos mencionado en entradas anteriores, y es que esta ruta por el Sudeste Asiático es la preferida de muchos mochileros que suelen hilvanar  Bangkok,  las playas de Ko Pha-Ngan o camino arriba, Phuket. El camino a  Camboya es otro predilecto, especialmente para visitar Siem Reap y conocer la antigua civilización de Angkor Wat.

Luego rumbean hacia la ciudad de Ho Chi Minh, y bordeando la costa vietnamita llegan a las fascinantes formaciones rocosas de Halong Bay. Tierra adentro, no se debe dejar de visitar la capital, Laos. Un dato interesante: Bangkok y Singapore son lugares claves desde donde salen vuelos baratos hacia muchos destinos asiáticos.

4. Nueva Zelanda: de la Isla Norte a la Isla Sur

El camino empieza en Auckland, donde los mochileros suelen juntarse y hacer muy buenas fiestas, sigue por Rotorua donde se pueden ver paisajes volcánicos y hangi, una celebración maori tradicional.  La ruta lleva hacia el  Lago Taupo, un lugar estupendo para hacer deportes acuáticos.

Próximo destino: la ventosa Wellington para pasar ya al la Isla Sur donde se pueden avistar ballenas en Kaikoura antes de llegar a Queenstown, donde se pueden explorar los glaciares Franz Josef y Fox.

5. Ruta Transiberiano en Rusia

Historia e intriga: dos factores que se conjugan en lo que alguna vez fue la ruta de loszares. 9,289km en tren (ver Transiberiano ) que empieza en Vladivostok, continúa por Moscú, rodea el lago más profundo, llamado Baikal,  y puede detenerse en Yekaterinburg, donde la línea de zares Romanov se enfrentó en una sangriente batalla.

Otra forma de hacer esta ruta mochilera es tomando el Tren Transmongoliano desde  Beijing, que permite conocer Mongolia.

6. La famosa Ruta 66, USA

En verdad dejó de llamarse Ruta 66 en 1985 pero recorrer esta ruta sigue siendo la mejor forma de conocer Estados Unidos. Saliendo de Chicago,  pasando por Saint Louis, Kansas, zona de planicies y altas temperaturas.

La ruta corta camino a través de Texas, donde una escultura marcará que se está llegando a la mitad del viaje. Hay que continuar conociendo New Mexico y Arizona. Dejando la aridez, se llega a California, y se culmina el viaje con un broche de hora en Los Angeles, rodeado de estrellas de Hollywood y paseando por Rodeo Drive.

7. De Ciudad del Cabo al Cairo

Esta ruta mochilera puede tomar a Ciudad del Cabo como punto de partida o de llegada de este viaje. Si se empieza desde arriba hay que tomar hacia el norte a Botswana, donde atravesando rios se pueden espiar a los elefantes en el Parque Nacional Chobe.

Seguir hacia Tanzania, donde conocer el Monte Kilimanjaro, escalarlo si te animas, luego disfrutar de la belleza natural de la fauna y flora en estado salvaje del Parque Nacional  Serengeti. Los países más difíciles de recorrer son los que siguen a continuación en la ruta: Kenya, Ethiopia y Sudan.

8. Gringo Trail, Perú

Un rosario de hermosas ciudades para esta ruta mochilera en Sudamérica: iniciando el viaje por la capital peruana, Lima, yendo por la costa sud hacia Paracas, donde hacer una excursión a las Islas Ballestas para ver a los pingüinos y leones marinos.

No hay que perderse la oportunidad de degustar el vino y el pisco peruanos, dos bebidas típicas de la región, antes de seguir camino a Nazca y sobrevolar las enigmáticas líneas. Luego se puede ascender hasta la llamada “ciudad blanca”, Arequipa, un hermoso poblado de arquitectura colonial.

La ruta mochilera Gringo Trail continúa por Puno, el puerto peruano en el Lago Titicaca. Necesitarás más energías para ir a conocer Cuzco, la mecca arqueológica de América del Sur, seguir por el Camino del Inca y llegar a Machu Picchu (también puedes llegar tomando un tren).

9. Europa en clave de festival musical

Una forma distinta de vivir Europa es escuchándola. Ya sea en Inglaterra en elfestival Glastonbury, que ha recibido artistas desde los grandes del rock hasta comediantes, circos y teatro desde 1971. O escuchar rock pesado en Dinamarca con el prestigioso Roskilde.

También puedes disfrutar de música folk en Baltica, el festival internacional de Estonia, Latvia y Lithuania. O participar en el  Campeonato Finlandés de Guitarra Aérea para terminar el recorrido en el  Road Festival, también en Reino Unido.

10. La Ruta de la Seda

Los comerciantes fueron labrando la llamada Silk Road durante siglos. Así fueron marcando caminos que unieron China y Europa en su afán de transportar la seda, las especies y otros bienes. La ruta mochilera actual empieza en Xi’An, China,continuando en Urumqi, en la provincia china de Xinjiang.

Allí la ruta se bifurca pudiendo tomarse un camino hacia el oeste que lleva hacia Kazakhstan, Kyrgyzstan, Uzbekistan y Turkmenistan. El otro camino va rumbo sur y surca Pakistan, Afghanistan e Iran. En el norte de China, Dunhuang es una parada obligada para conocer las Cuevas de Mogao.